Rework: cómo administrar tu empresa en el siglo XXI

Rework: cómo administrar tu empresa en el siglo XXIDesde que leí el poder de lo simple me he convertido en alguien obsesionado
por la optimización y la búsqueda constante de hacer que aquello que es
complejo pueda explicarse y ejecutarse de forma simple logrando con ello
aumentar los niveles de eficiencia y eficacia en el trabajo.

Quiero recomendarles un libro que me ha gustado bastante. Antes de leerlo
busqué reseñas y quiero decirles que encontré malas y buenas. Sin embargo
me atreví a leerlo porque el hecho que que cause tantas emociones quiere
decir que algo bueno se ha hecho.

Este libro explica de forma muy simple diferentes técnicas y estrategias para
administrar tú empresa. Está dirigido principalmente a dueños de empresas
pequeñas o que apenas están empezando. También pueden utilizarlo los dueños
de  grandes empresas que estén dispuestos a salir del molde, retar los métodos
convencionales, desaprender, aprender y aplicar.

 

A continuación te muestro algunos fragmentos que creo que te pueden servir para
administrar tu negocio ya existente, o ese que estas pensando crear (Recuerda
que tu
misión en el mundo es aportar valor).

 

WorkaholicsWorkaholics (Adictos al trabajo)

Nuestra cultura celebra la idea de que existan personas que son adictas al trabajo.
Escuchamos de personas que se queman las pestañas trabajando. Personas que se
quedan hasta tarde de la noche en sus oficinas. Este comportamiento es considerado
una insignia de honor que se te da por destruirte a ti mismo y dejar a un lado la vida
social.

Trabajar más no significa que te importe más la empresa, o que hagas más. Eso solo
significa que trabajas más.

Los adictos al trabajo hacen que las personas que no se quedan hasta tarde se sientan
mal. Además crean un ambiente donde esta cultura corrosiva se expande y hace que la
gente se quede hasta tarde aún cuando no están obligados a hacerlo. Solo por temor a
que sean vistos como empleados que no tienen compromiso, convirtiéndose en presa
fácil de un posible despido.

Al final los adictos al trabajo no hacen mejor o mayor cantidad de trabajo que los que no
son adictos. Ellos pueden decir que son perfeccionistas, pero eso solo significa que están
perdiendo tiempo puliendo detalles intrascendentes en lugar de pasar a la siguiente tarea.
Los adictos al trabajo no son héroes. El verdadero héroe está en la casa porque encontró
la forma de hacer las cosas más rápido.

 

Diferénciate

Haz un cambio en el universo, haz un trabajo genial, necesitas sentir que estas haciendo
la diferencia. Que estás haciendo un cambio significativo en el universo, que eres parte de
algo importante. Esto no significa que debas encontrar la cura del cáncer. Solo significa
que debes sentir que tu esfuerzo es valioso para el mundo. Tú quieres que tus clientes
digan, “Esto hace mi vida mejor”. Tu quieres sentir que si tu paras de hacer lo que estas
haciendo, la gente lo notará.

También debes tener un sentido de urgencia alto en relación a esto. No cuentas con
mucho tiempo. ¿Quieres crear otro producto o servicio convencional, o quieres hacer la
diferencia? Lo que hagas es tú legado. No te quedes sentado esperando a que alguien
más haga el cambio que tú quieres ver. Y no pienses que es necesario un equipo enorme
para hacer la diferencia.

Tienes que creer en algo, tener unas bases o columna vertebral de lo que haces.
Necesitas saber qué es eso por lo que estas dispuesto a pelear. Luego debes
mostrárselo al mundo.

Cuando no sabes que es eso en lo que crees, todo se convierte en un argumento. Todo
es debatible. Pero cuando estas firme en algo, las decisiones son obvias.

 

Menos es más

Necesitas menos de lo que crees.

  • ¿En realidad necesitas 10 personas, o puedes trabajar con dos o tres por ahora?
  • ¿En realidad necesitas 500.000$ o con 50.000$ es suficiente por ahora?
  • ¿En realidad necesitas seis meses, o puedes hacerlo solo en dos?
  • ¿En realidad necesitas una gran oficina, o puedes compartir un espacio con otra empresa
    por un tiempo?
  • ¿En realidad necesitas un departamento de TI o puedes tercerizar este servicio?

Creo que ya entendiste el punto. Tal vez después necesites volverte más grande, más
caro, pero no ahora.

Grandes compañías empiezan en un garaje, tu también puedes hacerlo.

Disfruta el ser pequeño porque esto te da la ventaja de que puedas moverte más rápido,
y te de la flexibilidad de cambiar con mayor facilidad.

Los recursos limitados te fuerzan a hacer cosas con lo que tienes. No hay lugar para el
desperdicio. Y eso te obliga a ser creativo.

¿Alguna vez has visto las armas que crean los prisioneros con un jabón o una cuchara?
Ellos hacen algo con lo que tienen.

Tener recursos limitados te obliga a desarrollar tu creatividad y te sorprenderás de todo
lo que puedes hacer con poco.

Bienvenido a la oscuridad. En este momento nadie sabe quien eres. Y eso esta bien. Estar
en la oscuridad es una muy buena posición. Debes estar feliz porque estás en las sombras.
Usa este momento para cometer errores sin que el mundo entero este escuchando de ellos.
Mantente ajustando cosas, resolviendo defectos, probando ideas aleatorias, probando
nuevas cosas. Nadie te conoce, por lo que no es gran cosa si te equivocas. La oscuridad te
ayuda a preservar tu ego, y a preservar tu confianza.

Estos días de oscuridad es algo que vas a extrañar más adelante, cuando estés bajo el
microscopio. Este es el momento para que tomes riesgos sin preocuparte de avergonzarte.

 

El perfeccionismo

Los arquitectos no se preocupan por la marca del lavaplatos  hasta que el piso no está
finalizado. Ellos saben que es mejor decidir sobre estos detalles más tarde. Usted necesita
ejecutar su idea de la misma forma.

Los detalles hacen la diferencia, pero encapricharse con ellos demasiado pronto conduce
a desacuerdos, reuniones y retrasos. Te pierdes en cosas que realmente no importan.
Así que por ahora ignora los detalles. Enfócate en que lo fundamental se haga primero y
preocúpate por lo específico luego.

Además, tu no puedes reconocer los detalles que más importan sino hasta haber empezado.

Enfócate en lo que no ha de cambiar. Muchas compañías se enfocan en la siguiente
gran cosa. Se aferran a lo que está de moda o es nuevo. Siguen las últimas tendencias y
tecnología. Esa es la forma tonta. Empiezas a enfocarte en la moda en vez de en la
sustancia. Comienzas a enfocarte en cosas que constantemente están cambiando en
vez de enfocarte en lo que dura en el tiempo. El núcleo de tu negocio debe construirse
alrededor de cosas que no cambiarán. Cosas que la gente quiera ahora y dentro de 10 años.
Esas son las cosas en las que debes invertir.

 

PRODUCTIVITYProductividad

Interrupción no es colaboración, es solo interrupción. Cuando eres interrumpido no
logras terminar tus tareas. La interrupciones dividen tu día en pequeños fragmentos
de trabajo.

Cuando hagas trabajo colaborativo, intenta usar herramientas pasivas de comunicación
tales como el E-mail ya que esta no requiere una respuesta inmediata. De esa forma las
personas pueden responder cuando les sea mas conveniente, y de paso evitas interrumpir.

Las reuniones son tóxicas. Son lo peor en cuanto a interrupción se trata.

Si tienes que hacer una reunión intenta hacer una que sea productiva. Sigue las siguientes
reglas: configura un cronómetro y cuando este suene, la reunión termina, punto. Invita tan
pocas personas como puedas. Siempre ten una agenda clara de la reunión. Empieza con un
problema especifico. Reúnanse en el lugar del problema en vez de una sala de reuniones.
Enfóquese en cosas reales y sugiera cambios reales. Finalice con la solución y haga que
alguien se haga responsable de aplicarla.

 

Construye una audiencia

Todas las compañías tienen clientes. Las compañías con suerte tienen fans. Pero las
compañías más afortunadas tienen audiencia. Muchas empresas gastan mucho dinero para
llegar a las personas, sin embargo esto es un mal enfoque. En vez de eso debes lograr que
las personas vengan a ti. Enseñar a otros y aportar valor, logra que las personas vengan a ti.

Enseñar es algo que pueden hacer las personas naturales o pequeñas empresas. Las grandes
empresas no lo hacen porque normalmente están obsesionadas con el secreto. Todo lo que
comparten las grandes compañías tiene que estar filtrado por abogados y pasar por capas
de burocracia. Aprovecha esto para diferenciarte.

Como el dueño de una compañía debes compartir todo lo que sabes. Este es un anatema
del mundo de los negocios. Los negocios son usualmente paranoicos y reservados. Ellos
creen que mantener secretos les da ventajas en cuanto a la competencia. Tal vez si no
divulgas una pocas cosas te de una ventaja. Pero la mayoría de cosas puedes compartirlas.

 

 

Hay muchísima más información de valor en este libro. Aquí solo te doy una
pequeña degustación 🙂

Creo que el mundo ha evolucionado para hacer que las cosas sean más simples y fáciles.
Si eres de los que buscas transformar las cosas para que sean más fáciles, simples y
eficientes, te recomiendo muchísimo este libro.

 

Puedes adquirirlo aquí: Rework – Change the way you work forever

Disclaimer / Verdad: Si escoges comprar este libro ganaremos una comisión por
la compra.  
¡ Gracias por tu apoyo !

 

¿Conoces otro libro relacionado con esta temática?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *